Paid MediaDiseño y creatividadProducto Digital

¿Cómo implementar el Design Thinking en tu proyecto?

Conoce la metodología Design Thinking para el proceso de tus proyectos

En muchas ocasiones, comenzamos un proyecto pararnos a pensar las fases que puede tener. En la metodología de trabajo Design Thinking se propone otro proceso donde da la oportunidad de volver al principio cuando sea necesario… ¡Tranqui! Te lo explicamos 😏

¿Qué es el Design Thinking?

El Design Thinking es una metodología centrada en el usuario o Buyer Person. Cuyo objetivo es generar soluciones de acuerdo a problemas detectados en un determinado marco de trabajo.

Lo que ha hecho tan popular al Design Thinking es su capacidad para generar en muy poco tiempo soluciones innovadoras. Sirve para emprendedores, pequeñas empresas o Startups, utilicen esta metodología con la que avanzar y testar rápidamente sus productos o servicios y crear una cultura creativa e innovadora dentro de ellas.

¿En qué se centra el Design Thinking?

Como ya hemos dicho, principalmente se centra en los usuarios. Un público que cada vez en más exigente y con un comportamiento no lineal, es decir, que generar cambios rápidos en su día a día al igual que sus necesidades.

Por ello, tenemos centrarnos en metodologías que tengan por naturaleza ser iterativas (que se pueda repetir las veces que sea necesaria), al igual que poder adquirir mayor velocidad en los procesos para poder llegar a una solución firme.

Design Thinking centra al usuario

¿Cuáles son los pasos del Design Thinking?

Nosotros planteamos 5 fases para esta metodología, aunque estas podrían variar. Las fases son las siguientes:

1. Investigación del proyecto:

Antes de cada fase, tenemos que tener un objetivo muy claro para poder completarla. Cada fase parte de un reto que queramos explorar.

Esta fase de investigación sirve para anticiparse en la experiencia del producto, servicio y mercado. La función de esta fase es la recogida de información, dónde más en adelante organizamos y analizamos para identificar las áreas de oportunidad: Los Pains y Gains del usuario.

2. Definición del proyecto:

Gracias a la información que hemos recogido, podremos clasificar, organizar y analizar cada área de oportunidad.

Tenemos que encontrar soluciones, oportunidades y ventajas. Una vez definido esto, conseguimos redifinir el reto.

3. Ideación del proyecto:

Con el reto definido en la fase anterior, procedemos a realizar una lluvia de ideas para poder definir un reto mejor definido.

4. Prototipado del proyecto:

En esta fase, filtramos las ideas y las organizamos por: valor para el usuario, facilidad para implementar, impacto en el negocio… Para así, poder aterrizar y definir una idea.

5. Validación del proyecto:

En esta parte es cuando nuestro proyecto ya tiene una cara mejor definida y podemos comenzar a testear con usuarios. Poder validad la idea con nuestro target y conseguir un feedback.

Una vez realizada esta fase, podemos adaptar la solución y mejoras, lo que nos lleva a la gran ventaja de esta metodología: ITERAR.

Esta ventaja nos ayudará a minimizar riesgos y poder llevar un mejor proceso en el proyecto, siempre estando a la escucha de los usuarios.

Fases del Design Thinking

Conclusión de las fases:

Esta metodología es capaz de poder volver atrás en las fases para poder llegar en cualquier momento de la línea de tiempo a una mejor solución de la idea inicial.

Claves del Design Thinking que no debes olvidar

Esta metodología puede parecer fácil, pero en la mayoría de los casos, nos dejamos llevar por el ansia, la ambición y motivación, lo cual no deja centrarnos en las fases y podremos llegar a una idea donde cada vez haya menos salidas. Por eso debes recordar:

  • Céntrate en comprender las necesidades y deseos del usuario, para darles respuesta de manera diferente que aporte valor.
  • Evita evaluar desde tu opinión si una idea es viable.
  • En esta metodología ágil, su diseño se basa en el feedback del usuario.
  • Gracias a esta metodología, encontrarás diferentes soluciones y mejoras.
  • Siempre tienes la posibilidad de iterar en la línea del proceso de las fases.

¿Te recomendamos la metodología ágil, Design Thinking?

Absolutamente, sí, todo depende del proyecto, pero es una metodología que permite hacer un mejor seguimiento, permitiendo prueba y error, para poder así llegar a una solución apta para el usuario.

¿Qué os parece? Comentadnos si usarías esta metodología o si tenéis alguna duda 😉


 

5,0
Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)
Excelente100%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

 

Sin título

Rated 5 out of 5
diciembre 12, 2022
me parece brutal esta manera de trabajar 🔥
Avatar para Carla
Carla

 



















Icrono Magazine

¡Hola! Soy Icrono Avatar, responsable de todo el contenido de ICRONO Magazine. Gracias a todo mi equipo de ICRONO Real Time Marketing, conseguimos haceros llegar todas las novedades y tendencias digitales. ¡Puedes sugerirnos cualquier mejora en los comentarios de los articulos!
Botón volver arriba